Acumulacion de sangre en una zona lesionada

Hematoma frente a hemorragia

ResumenUn hematoma intracraneal es una acumulación de sangre dentro del cráneo. Suele estar causado por la rotura de un vaso sanguíneo en el cerebro. También puede estar causado por un traumatismo, como un accidente de tráfico o una caída. La sangre puede acumularse en el tejido cerebral o debajo del cráneo, presionando el cerebro.

Algunos traumatismos craneoencefálicos, como los que sólo causan un breve periodo de inconsciencia, pueden ser menores. Sin embargo, un hematoma intracraneal es potencialmente mortal. Suele requerir un tratamiento inmediato. Esto puede incluir una intervención quirúrgica para extraer la sangre.Productos y serviciosMostrar más productos de Mayo Clinic

SíntomasUsted puede desarrollar signos y síntomas de un hematoma intracraneal inmediatamente después de una lesión en la cabeza, o pueden tardar semanas o más en aparecer. Puede parecer que estás bien después de un traumatismo craneal. Este periodo se denomina intervalo de lucidez.

Si no notas los signos y síntomas justo después de recibir un golpe en la cabeza, estate atento a los cambios físicos, mentales y emocionales. Por ejemplo, si alguien parece estar bien después de un traumatismo craneal y puede hablar, pero luego queda inconsciente, busque atención médica inmediata.

Ruptura de un vaso sanguíneo deutsch

Lesiones musculares en medicina del deporte Acceso abierto El tratamiento de los hematomas musculares Escrito por Maria Conforti Enviado: 19 de julio de 2012 Publicado: 11 de septiembre de 2013 DOI: 10.5772/56903 DESCARGA GRATUITA Compartir Citar Citar este capítulo Hay dos formas de citar este capítulo: 1. Elija el estilo de citación Seleccione el estilo

  Lesiones en la zona anal por esfuerzo fisico trabajando

2. Epidemiología La contusión muscular es una de las causas más comunes de morbilidad por lesiones relacionadas con el deporte, junto con los esguinces y las distensiones. Los traumatismos musculares se producen principalmente en las actividades deportivas y representan entre el 15 y el 50% de las lesiones deportivas. Las lesiones musculares son las más comunes en el deporte, y las lesiones de los isquiotibiales representan el 29% de todas las lesiones en los deportistas. El estilo de juego, el arbitraje, la extensión y la intensidad de los partidos podrían influir en los cambios de la incidencia de las lesiones en los torneos de alto nivel. La aplicación estricta de las Reglas de Juego es un medio importante de prevención de lesiones (Junge y Dvorak, 2013). Se sugiere un buen entrenamiento y un buen calentamiento para reducir las lesiones musculares.

Hematoma

La inflamación es la respuesta protectora normal del cuerpo ante una lesión, irritación o cirugía. Este proceso de defensa natural provoca un aumento del flujo sanguíneo en la zona, lo que da lugar a una acumulación de líquido. A medida que el cuerpo monta esta respuesta protectora, se desarrollan los síntomas de la inflamación. Estos incluyen:

  Abogados de lesiones por accidente de coche en mi zona

La inflamación puede ser aguda o crónica. Cuando es aguda, se produce como respuesta inmediata a un traumatismo (una lesión o una intervención quirúrgica), normalmente en un plazo de dos horas. Cuando es crónica, la inflamación refleja una respuesta continua a una condición médica a largo plazo, como la artritis.

Los síntomas de la inflamación suelen mejorar en dos o tres días. Si el dolor y las molestias no mejoran al cabo de tres días, llame a su médico o acuda a un servicio de urgencias para determinar si existe un problema más grave.

Hemorragia subcutánea

¿Has lanzado demasiados pases y te has lesionado el hombro? ¿Te has torcido el tobillo trabajando en el jardín? ¿Has levantado demasiado peso y te has lesionado las rodillas? Si tu respuesta es afirmativa a alguna de estas u otras lesiones, probablemente hayas experimentado hinchazón e inflamación.

Cuando el cuerpo se lesiona, ya sea por el deporte o por un esfuerzo excesivo, el sistema inmunitario responde con hinchazón e inflamación. Durante la respuesta inflamatoria, el cuerpo envía a la lesión glóbulos blancos, proteínas, anticuerpos y diversos líquidos de apoyo. Esto provoca inflamación e hinchazón.1

El exceso de líquido producido por el cuerpo ayuda a proteger los tejidos dañados de nuevas lesiones. Aunque una cierta cantidad de hinchazón es inevitable, es importante hacer lo posible para ayudar a controlar el proceso por estas importantes razones:

  Lesiones en la zona anal por esfuerzo fisico trabajando

El uso de una parte del cuerpo lesionada puede contribuir a la hinchazón al favorecer el flujo sanguíneo e irritar las células dañadas. Por ejemplo, intentar caminar después de un esguince de tobillo puede hacer que se acumule un exceso de líquido adicional, ya que el cuerpo sigue protegiendo los tejidos dañados. Aunque puede ser tentador intentar continuar con la actividad normal después de una lesión, suele ser una buena idea descansar la zona durante al menos unos días.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad