Bolt se lesiona en su ultima carrera 4 por100

¿Qué pasó con Usain Bolt?

El jamaicano, de 30 años, reveló el jueves los detalles de su lesión, que provocó su abandono, y el de su equipo, en el relevo masculino de 4×100 metros en Londres el pasado fin de semana. El atleta se encontraba a menos de la mitad de su etapa de anclaje en el relevo de una vuelta antes de caer al suelo con dolor. La lesión se informó originalmente como un “calambre en los isquiotibiales”. Era su última carrera de atletismo.

Según USA Today, Bolt tuiteó la información médica tras escuchar comentarios de “gente que se preguntaba si estaba realmente lesionado”. El canadiense Andre De Grasse no corrió en los Mundiales por un desgarro en los isquiotibiales.

Antes, en los campeonatos, que se celebran cada dos años, Bolt, ganador de 11 títulos de campeón del mundo de la IAAF, ganó un bronce en los 100 metros masculinos, su última carrera individual. Antes de Londres 2017 anunció que se retiraría tras la cita del 4 al 13 de agosto.

Usain Bolt – Entrena como Usain

Usain Bolt se ha despedido de su gigantesca carrera atlética rechazando la silla de ruedas que le ofrecieron los responsables correspondientes, remangándose los pantalones y cruzando cojeando con dolor la línea de meta con sus compañeros del equipo jamaicano de 4×100 metros como apoyo.

Usain Bolt, el mejor velocista de los tiempos modernos, se retiró del mundo del atletismo el 13 de agosto de 2017. Pero la despedida terminó con dolor, ya que se lesionó mientras corría la última vuelta de la carrera masculina de relevos 4×100 metros en el Campeonato Mundial de Atletismo de Londres.

  Bulbo raquideo que pasa si se lesiona

Mientras corría la última carrera de su carrera, Bolt, de 30 años, tras tomar el testigo de su compañero jamaicano Yohan Blake, sufrió calambres en el isquiotibial izquierdo mientras intentaba, en vano, perseguir a sus rivales en la carrera.

Bolt cayó sobre sus quillas con las manos en la cabeza en señal de abatimiento y estuvo un rato tumbado solo en las pistas antes de que Blake y los demás compañeros de equipo, Julian Forte, Yohan Blake y Omar McLeod, se reunieran a su alrededor.

El imponente jamaicano, que había dominado la carrera de velocidad como nadie, fue ayudado a ponerse en pie. Mientras cojeaba por la línea de meta, el público le aplaudió. Gran Bretaña ganó el oro en 37,47 segundos, mientras que Estados Unidos (38,01) y Japón se llevaron la plata y el bronce respectivamente.

KEVIN HART vs USAIN BOLT – PokerStars

El equipo británico de relevos masculinos devolvió anoche el orgullo nacional de la forma más rotunda e improbable, con una medalla de oro que se coló en la despedida de Usain Bolt. La yuxtaposición de Nethaneel Mitchell-Blake saltando de alegría mientras un atormentado Bolt maldecía una distensión en los isquiotibiales es algo que quedará grabado en la mente de todos los que lo vieron.

Pocas veces una velada deportiva ha culminado con una vorágine emocional semejante. Bolt debió de repasar el guión en su cabeza una docena de veces: un oro más el sábado por la noche, por los viejos tiempos, para el último showman. Pero el cuarteto formado por Mitchell-Blake, Chijindu Ujah, Adam Gemili y Daniel Talbot no quiso. En las últimas zancadas, los norteamericanos se impusieron y consiguieron el primer oro de Gran Bretaña en los 4 x 100 metros en los campeonatos del mundo y el primero de la historia para un país anfitrión.

  Organo que mas se lesiona en trauma abdominal cerrado

Bolt, tendido y desolado en la pista, tuvo que soportar una salida tan indigna como controvertida. Los mejores campeones no se definen por sus últimos momentos en el campo de batalla, pero, en lo que respecta a los rompecorazones, éste fue el pato de Donald Bradman en el Oval a la potencia de 100. En un principio, parecía una avería de sus envejecidas piernas, pero todos los compañeros de Bolt argumentaron que había sufrido un calambre provocado por un retraso innecesario.

¿Destruirá Marcell Jacobs el récord de Usain Bolt?

Había exigido que el mundo escribiera un último titular sobre él: “Invencible. Imparable”. — Y el sábado, en el Campeonato Mundial de Atletismo, Usain St Leo Bolt todavía puede ver cumplido su último deseo deportivo. Esos pies movedizos que siempre han dado oro tienen otra oportunidad de obedecer a sus órdenes, ya que quiere bajar el telón de su inigualable carrera de velocidad y conseguir un vigésimo título mundial en el relevo 4 x 100 metros. Es posible que nunca haya habido un anticlímax en el deporte tan desinflado como la final de los 100 metros del sábado, cuando Bolt, en su última carrera en solitario, demostró ser tan vencido como imparable, al ser derrotado por Justin Gatlin, dos veces infractor de la ley del dopaje, y pareció que al mayor animador que ha conocido el atletismo -y tal vez incluso toda la panoplia del deporte- se le había acabado la magia, traicionada por una salida chirriante desde los tacos. Sólo 2 millones de dólares proceden de carreras ganadas.

Un gran ganador en la derrotaIncluso cuando posó para todos los selfies después, demostrando una gracia y un espíritu deportivo que demostraban que era un gran ganador en la rara derrota, seguía sintiéndose mal, una forma desesperadamente deprimente de partir para un deportista que ha traído tanta alegría a todos.Así que, a las buenas noticias. Afortunadamente, ahora hay dos últimas vueltas para el camino. Se suponía que sólo habría una, la final de relevos de 4 x 100 metros del sábado por la noche, pero Bolt nos ha ofrecido un regalo extra al optar por correr también las series a primera hora de la mañana.El sábado por la noche, nos promete, será la última vez que le veamos fluir por una pista, con esa zancada única que devora el suelo y que solía hacer que otros buenos velocistas parecieran camarones revolcándose en la melaza.No hay que preocuparse por tener que arrastrarse rígidamente fuera de los bloques aquí; tomará el testigo en la pierna de anclaje y volará. Siempre se ha mostrado imperioso con una salida rodada y sigue teniendo el mejor tiempo en la etapa de relevos de 100 metros, unos irreales 8,65 segundos.

  Que no ha sido dañada o lesionada
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad