Lesion focal hepatica de hiperecogenica sugestiva de hemangioma vs quiste

Hemangioma hepático y ejercicio

ResumenLos quistes hepáticos (HC) son estructuras en forma de saco llenas principalmente de líquido y que muestran una membrana distintiva. Suelen detectarse incidentalmente por medio de imágenes. Se puede observar un amplio espectro de patrones de imagen para enfermedades comunes y no comunes, neoplásicas y no neoplásicas. Mientras que los quistes hepáticos simples se producen con frecuencia y no requieren ningún tratamiento o seguimiento, los quistes no típicos deben analizarse cuidadosamente para evitar un diagnóstico erróneo de una lesión que requeriría un tratamiento adecuado. Por lo tanto, el conocimiento adecuado de todos los patrones de imagen relevantes es fundamental para asegurar un diagnóstico preciso. El objetivo de esta revisión es describir las características de imagen de los diferentes tipos de quistes hepáticos.

Tabla 2 Resumen de los patrones de imagen para cada enfermedad quísticaTabla de tamaño completoFig. 1Algoritmos sencillos que ayudan a delinear el diagnóstico según el número de quistesImagen de tamaño completoAnomalías ductalesLas malformaciones de la placa ductal corresponden a un grupo de lesiones hepáticas quísticas congénitas, que pueden afectar tanto a los conductos biliares intra como extrahepáticos. Son el resultado de una remodelación y reabsorción insuficientes de las placas ductales cilíndricas [8]. La figura 2 destaca el estadio de la malformación de las placas ductales según el desarrollo del conducto biliar, desde el centro hasta la periferia.

Comentarios

Las lesiones hepáticas son grupos de células o tejidos anormales. También denominadas masa o tumor hepático, las lesiones hepáticas pueden ser benignas (no cancerosas) o malignas (cancerosas). Las lesiones hepáticas benignas son muy comunes y no suelen ser motivo de preocupación. Sin embargo, las lesiones hepáticas malignas requieren intervención y tratamiento.

  A qué.especialista.consultar por una lesión lengua

Una vez que se detecta una lesión hepática, el radiólogo deberá identificar el tipo y la naturaleza de la lesión (cancerosa o no cancerosa). Esto es muy importante, ya que el tratamiento correcto y el enfoque de gestión varían mucho de un tipo de lesión hepática a otra.

Pero las lesiones hepáticas son muy complejas. Las lesiones hepáticas malignas comparten características con las lesiones hepáticas benignas, algunas lesiones benignas pueden dejarse solas mientras que otras requieren cirugía, y ciertos tipos de lesiones benignas tienen la propensión a convertirse en cáncer.

Los pacientes a los que se les diagnostica erróneamente un cáncer de hígado pueden recibir tratamientos debilitantes que son innecesarios y caros, mientras que las lesiones hepáticas cancerosas que se consideran erróneamente lesiones benignas tendrán la oportunidad de crecer y avanzar hasta convertirse en un cáncer en fase avanzada.

Tratamiento del hemangioma hepático

Un hemangioma hepático es una masa no cancerosa (benigna) en el hígado formada por una maraña de vasos sanguíneos. También conocidas como hemangiomas hepáticos o hemangiomas cavernosos, estas masas hepáticas son comunes y se estima que se presentan hasta en un 20% de la población.

La mayoría de los casos de hemangiomas hepáticos se descubren durante un estudio de imagen realizado por alguna otra afección. Las personas que tienen un hemangioma hepático rara vez experimentan signos y síntomas y normalmente no necesitan tratamiento.

  Mecanismo de produccion de las lesiones medicina legal

Puede ser inquietante saber que se tiene una masa en el hígado, aunque sea una masa benigna. Sin embargo, no hay pruebas de que un hemangioma hepático no tratado pueda provocar cáncer de hígado.Productos y serviciosMostrar más productos de Mayo Clinic

El hígado es el órgano interno más grande. Tiene el tamaño de un balón de fútbol y se encuentra principalmente en la parte superior derecha del abdomen, debajo del diafragma y por encima del estómago. Una pequeña porción se extiende hasta el cuadrante superior izquierdo.

Un hemangioma hepático suele presentarse como una única acumulación anormal de vasos sanguíneos de menos de 4 centímetros de ancho. Ocasionalmente, los hemangiomas hepáticos pueden ser más grandes o presentarse en múltiplos. Los hemangiomas de gran tamaño pueden aparecer en niños pequeños, pero esto es poco frecuente.

Hemangioma hepático frente a cáncer en la ecografía

Presentamos un caso atípico de un paciente con hemangiomas hepáticos que mostraba niveles de líquido en la tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (RM). Ninguna de las lesiones mostraba realce de contraste, imitando quistes hepáticos complicados o metástasis con contenido hemorrágico. En la ecografía con contraste las lesiones mostraban un realce nodular periférico con relleno completo en las fases tardías, sugestivo de hemangioma hepático.Punto de enseñanza: La ecografía con contraste (EAC) puede ser útil en el diagnóstico del hemangioma hepático atípico que muestra niveles de líquido en la tomografía computarizada (TC) o en la resonancia magnética (RM).

El hemangioma es el tumor hepático benigno más frecuente, y suele diagnosticarse sin dificultad debido a sus características típicas en las imágenes. Sin embargo, se han descrito características atípicas de los hemangiomas hepáticos que incluyen el nivel de líquido [1, 2, 3]. Cuando estos hallazgos infrecuentes se combinan con un realce de contraste extremadamente lento o nulo en la tomografía computarizada (TC) o en la resonancia magnética (RM), la diferenciación de otras lesiones quísticas, como quistes complicados, neoplasias quísticas mucinosas o incluso metástasis con hemorragia o necrosis, puede ser imposible [1, 4].

  Lesion de 7 cm en el hueso isquion
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad