Lesiones en miembro inferior con sindrome de down

Fuerza muscular del síndrome de Down

El síndrome de Down (SD), también conocido como trisomía 21, es el síndrome genético hereditario más común y el patrón de malformación humana más frecuente y causa de discapacidad intelectual moderada. Recibe su nombre de John Langdon Down, que describió el síndrome en 1866. El síndrome de Down se caracteriza por una serie de rasgos dismórficos, malformaciones congénitas y complicaciones sistémicas, pero no todos ellos están presentes en cada individuo afectado.1

El SD se produce una vez por cada 691 nacidos vivos en Estados Unidos. En 2008 había aproximadamente 250.7000 personas con síndrome de Down en Estados Unidos.1 Es la causa más común de aborto espontáneo y se encuentra en todos los grupos étnicos y clases económicas. La edad materna avanzada aumenta exponencialmente las posibilidades de tener un hijo con SD: 0,1% en una mujer de 20 años, 1% en una de 40 años y >3,5% en una de 45 años. Otros factores de riesgo son: tener un hijo anterior con SD (1%) u otra anomalía cromosómica, translocación equilibrada de los padres y padres con trastornos cromosómicos. No hay pruebas que identifiquen a las hormonas, las toxinas, los fármacos, los virus o las deficiencias vitamínicas como causas del SD.

¿Qué causa la hipotonía en el síndrome de Down?

La literatura sobre los niños preescolares y mayores con síndrome de Down tiende a ser consistente con la comprensión convencional de los principios ortésicos, pero en los niños muy pequeños la toma de decisiones clínicas sobre las ortesis debe abarcar también las implicaciones neuromotoras.

  Lesiones de la parte inferior de la pierna al correr

Como sabemos aquellos cuyo trabajo se centra en la extremidad inferior, el pie es importante para la función. En su posición rígida “bloqueada”, proporciona una plataforma estable para el movimiento estático y un brazo de palanca rígido para el empuje. En su posición “desbloqueada”, proporciona absorción de impactos y adaptabilidad a superficies irregulares. Nos parece obvio que debemos intentar corregir el problema de un pie demasiado rígido o demasiado flexible. Pero en el ámbito de la pediatría, tenemos que dar un paso atrás y considerar cuidadosamente lo que se sabe sobre el desarrollo motor y sobre la prescripción ortésica en los niños antes de decidir un tratamiento para nuestros jóvenes pacientes.

El síndrome de Down (SD) ofrece un contexto interesante desde el que considerar este punto. Es uno de los trastornos cognitivos más comunes y se produce en uno de cada 691 nacidos vivos en los Estados Unidos.1 Los niños con SD presentan laxitud ligamentosa y bajo tono muscular.2 En el pie, esto conduce al pie plano y contribuye a problemas funcionales como la disminución del equilibrio3 y patrones de marcha atípicos.4 Los niños con SD también experimentan retrasos en el logro de hitos motores como caminar, correr, saltar y subir escaleras.5 Estas anomalías y retrasos pueden dificultar que los niños con SD exploren plenamente su entorno e interactúen socialmente.

Ver más

El síndrome de Down afecta a uno de cada 1.000 bebés nacidos en el Reino Unido y se produce cuando un individuo tiene un cromosoma 21 adicional total o parcial, lo que altera su desarrollo y hace que muestre características particulares propias de esta condición genética. El material genético adicional altera el curso del desarrollo normal de ese individuo, que entonces muestra ciertas características asociadas con esta condición, tales como baja estatura, tono muscular reducido, ojos inclinados hacia arriba y retraso en el desarrollo, aunque cada individuo con síndrome de Down tendrá diversos grados de tales características específicas para ellos y su propia composición genética restante.

  Lesiones de la parte inferior de la pierna al correr

En cuanto al desarrollo de sus habilidades motoras, como gatear, sentarse y caminar, los niños con síndrome de Down suelen aprender a realizar estas actividades funcionales mucho más lentamente que otros niños, debido al impacto de la enfermedad en su sistema musculoesquelético. El menor tono muscular, la laxitud de los ligamentos, la escasa estabilidad del núcleo y la fuerza muscular general afectan a la forma en que sus extremidades pueden sostener el cuerpo en determinadas posiciones, lo que les hace menos estables al sentarse y soportar el peso, y les dificulta desplazarse y pasar de una postura a otra. Aunque quieran progresar físicamente, sus cuerpos no son capaces de facilitar estos movimientos dentro del plazo de las etapas de desarrollo normales reconocidas, y estos niños suelen desarrollar compensaciones para poder desplazarse, tardando generalmente más tiempo en alcanzar sus hitos físicos.

Lesiones en miembro inferior con sindrome de down en línea

Muchas de estas características se conocen bien y pueden ser tratadas. Las condiciones de los pies relacionados también son generalmente bien entendido, aunque la gestión y el tratamiento de estos síntomas a menudo dolorosas y debilitantes son a menudo pasados por alto o ignorados. Aquí en My FootDr, creemos que todos los niños con síndrome de Down deben ser evaluados clínicamente para que los pasos correctos se pueden tomar para ayudar al niño a sentirse cómodo, caminar y jugar con confianza, y ayudar a prevenir o retrasar la aparición de otros problemas.

  Lesiones de la parte inferior de la pierna al correr

Aunque los niños con síndrome de Down comparten algunas de sus características, cada uno es diferente. Los investigadores médicos han identificado más de 50 características que pueden encontrarse en las personas con síndrome de Down. La mayoría de las personas presentan sólo algunas de ellas.

La combinación de ligamentos sueltos y bajo tono muscular suele contribuir a los problemas ortopédicos. Estas características suelen hacerse evidentes cuando los niños aprenden a caminar, ya que las diferencias fisiológicas específicas pueden verse acentuadas por la gravedad. Aquí es donde los podólogos pueden desempeñar un papel de ayuda al desarrollo y la coordinación de los miembros inferiores del síndrome de Down.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad