Que es una lesion ósea en el tobillo

Osteocondrosis disecante del astrágalo

Los osteocondromas son lesiones óseas benignas derivadas de un cartílago aberrante. Aunque los osteocondromas representan una de las lesiones óseas más comunes, rara vez se presentan en el pie y el tobillo. Informamos del caso de una paciente que presentó osteocondromas originados en el astrágalo y el calcáneo, lo que representa un caso raro de osteocondromas dentro de la articulación talocalcánea, debido a la localización de los tumores y la proximidad de las lesiones. Tras el fracaso del tratamiento conservador, este paciente fue sometido a una escisión quirúrgica seguida de una artrodesis planificada por pinzamiento peroneo sintomático y artrosis subtalar, ambas probables complicaciones de los osteocondromas. Presentamos este caso como ejemplo de las complicaciones crónicas asociadas a las lesiones osteocondrales con la esperanza de promover un tratamiento más temprano.

Un osteocondroma es una lesión condrogénica benigna derivada de un cartílago aberrante. Se trata de una lesión principalmente metafisaria de los huesos largos (fémur distal, tibia proximal, húmero proximal) y de la pelvis [1,2]. Los osteocondromas constituyen el tumor óseo benigno más frecuente y su incidencia global es desconocida, ya que muchos son asintomáticos y sólo se detectan una vez que su efecto de masa se manifiesta como una deformidad estética, un síntoma mecánico o un síntoma de compresión neurovascular [2,3]. Los osteocondromas del pie y del tobillo son infrecuentes, excepto en los raros casos de exostosis hereditarias múltiples. De estos casos, sólo se han descrito unos pocos incidentes de osteocondromas talares. Hasta donde sabemos, no hay informes previos de osteocondromas en la proximidad del astrágalo y el calcáneo [4].

Lesión osteocondral

Una lesión osteocondral del astrágalo se produce cuando un esguince de tobillo o una lesión daña el cartílago y el hueso inferior de la articulación del tobillo, conocido como astrágalo. Las lesiones osteocondrales del astrágalo pueden ser difíciles de diagnosticar porque a menudo están enmascaradas por la hinchazón y la inflamación de la lesión original. Los especialistas en pie y tobillo de Duke son expertos en las herramientas y procedimientos necesarios para identificar y reparar las lesiones osteocondrales del astrágalo. Le ayudan a volver a realizar las actividades que le gustan, sin dolor.

  Una lesion de tobillo puede afectar al talon de aquiles

Si tiene hinchazón y dolor en lo más profundo del tobillo, oye chasquidos o chasquidos, o siente que se engancha, es posible que el cartílago del tobillo esté desgarrado, aplastado o dañado. En algunos casos, puede haber un quiste óseo o una cavidad bajo el cartílago. Las lesiones osteocondrales del astrágalo suelen producirse por una lesión traumática del tobillo, pero también pueden desarrollarse con el tiempo si su tobillo está desalineado o inestable.

La artroscopia de tobillo se utiliza a menudo para este tipo de procedimientos con el fin de reparar la lesión y promover la curación. Se trata de una cirugía mínimamente invasiva que requiere incisiones más pequeñas y da lugar a menos dolor y una recuperación más rápida. En la artroscopia de tobillo, se introducen en la articulación una diminuta cámara y pequeñas herramientas a través de pequeños cortes realizados en la piel. El cirujano utiliza estas herramientas para reparar el daño.

Lesión osteocondral de tobillo

La articulación del tobillo está compuesta por la parte inferior del hueso de la tibia (espinilla) y la parte superior del hueso del astrágalo (tobillo). La parte superior del astrágalo tiene forma de cúpula y está completamente cubierta de cartílago, un tejido resistente y gomoso que permite que el tobillo se mueva con suavidad. Una lesión de la cúpula del astrágalo es una lesión del cartílago y del hueso subyacente del astrágalo dentro de la articulación del tobillo. También se denomina defecto osteocondral (OCD) o lesión osteocondral del astrágalo (OLT). “Osteo” significa hueso y “condral” se refiere al cartílago.

  Lesion sindrome del niño maltratado en el tobillo

Las lesiones de la cúpula del astrágalo suelen estar causadas por una lesión, como un esguince de tobillo. Si el cartílago no se cura correctamente tras la lesión, se ablanda y empieza a romperse. A veces, una pieza rota del cartílago y el hueso dañados flota en el tobillo.

Una lesión de la cúpula del astrágalo puede ser difícil de diagnosticar porque el lugar exacto del dolor puede ser difícil de localizar. Para diagnosticar esta lesión, el cirujano de pie y tobillo interrogará al paciente sobre una lesión reciente o anterior y examinará el pie y el tobillo, moviendo la articulación del tobillo para ayudar a determinar si hay dolor, chasquidos o limitación del movimiento en esa articulación.

Lesión osteocondral del astrágalo

Servicio de pie y tobilloTeléfono: 617-724-9338Fax: 781-487-4003 Servicio de PodologíaTeléfono: 617-726-3487Fax: 617-724-3384Foot & Ankle Center at Mass General Waltham52 Second AvenueBuilding 52, 1st Floor, Suite 1150Waltham, MA 02451Mass General – Boston55 Fruit StreetYawkey Building, Suite 3FBoston, MA 02114

Una lesión osteocondral del astrágalo (OLT) es una zona de cartílago y hueso anormal y dañada en la parte superior del hueso del astrágalo (el hueso inferior de la articulación del tobillo). Esta afección también se conoce como osteocondritis disecante (OCD) del astrágalo o lesión osteocondral del astrágalo (OCL). Suele estar asociada a una lesión traumática, como un esguince grave de tobillo. Sin embargo, también puede producirse por una sobrecarga crónica debida a una mala alineación o inestabilidad de la articulación del tobillo.

Muchos pacientes con TOL del tobillo son asintomáticos (sin dolor ni hinchazón). Los OLT pueden ser un hallazgo incidental en una RMN solicitada para evaluar otro problema. Sin embargo, si la lesión es lo suficientemente grande, o el cartílago subyacente está desplazado, los TOL del astrágalo pueden ser bastante sintomáticos. Estos síntomas pueden incluir dolor localizado en el tobillo, así como molestias en la parte interna (OLT medial del astrágalo) o externa (OLT anterolateral del astrágalo) del tobillo. El dolor suele empeorar con las actividades, especialmente al correr, caminar y saltar. También pueden quejarse de síntomas mecánicos, como chasquidos y chasquidos causados por un fragmento suelto de cartílago y/o hueso asociado al MEE.

  Que ejercicios hacer con lesion de tobillo
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad