Tipos de lesiones en la columna vertebral

Nivel neurológico de la lesión medular

Una lesión completa significa que no hay ninguna función por debajo del nivel de la lesión -ni la sensibilidad ni el movimiento- y que ambos lados del cuerpo están igualmente afectados. Las lesiones completas pueden producirse en cualquier nivel de la médula espinal.

Las lesiones incompletas significan que hay alguna función por debajo del nivel de la lesión -movimiento en una extremidad más que en la otra, sensación en partes del cuerpo o más función en un lado del cuerpo que en el otro. Las lesiones incompletas pueden producirse en cualquier nivel de la médula espinal.

Los ensayos clínicos son estudios de investigación que evalúan un nuevo enfoque médico, dispositivo, medicamento u otro tratamiento. Como paciente de Stanford Health Care, puede tener acceso a los últimos y avanzados ensayos clínicos.

Lesión medular pdf

Las lesiones medulares se dividen en dos tipos: incompletas y completas. Una lesión medular incompleta es aquella en la que el lesionado todavía tiene partes del cuerpo funcionales situadas por debajo de la parte del cuerpo afectada. Una lesión medular completa es aquella en la que el lesionado no puede mover nada por debajo de la parte del cuerpo afectada.

Las lesiones incompletas de la médula espinal son más frecuentes que las completas. Más del 60% de las lesiones de la médula espinal son incompletas. Esto se debe a que los profesionales médicos conocen las formas adecuadas de responder a este tipo de lesiones para evitar que se compliquen. Hay tres tipos comunes de lesiones medulares incompletas:

  Tipos de lesiones deportivas y causas que las provocan

Una lesión anterior se encuentra en la parte delantera de la médula espinal. En este tipo de lesión se dañan las vías sensoriales y motoras. Una lesión central se encuentra en el centro de la médula y conlleva daños en los nervios. La lesión de Brown-Sequard se produce cuando se ha lesionado un lado de la médula espinal.

El tipo más grave de lesión medular completa es la tetraplejia. Provoca parálisis y puede afectar a todas las extremidades. Su localización en la columna cervical determina la gravedad de la lesión. La paraplejia implica que el lesionado pierda completamente el movimiento y la sensibilidad de las partes del cuerpo. La triplegia suele ser el resultado de complicaciones derivadas de una lesión medular clasificada como incompleta.

Lesión de la columna cervical

La lesión medular aguda (LME) se debe a una lesión traumática que puede provocar un hematoma (también llamado contusión), un desgarro parcial o un desgarro completo (llamado transección) en la médula espinal. La LME es más frecuente en hombres y adultos jóvenes.

La lesión medular provoca una disminución o ausencia de movimiento, sensibilidad y función de los órganos del cuerpo por debajo del nivel de la lesión. Los lugares más comunes de la lesión son las zonas cervical y torácica. La LME es una causa común de discapacidad permanente y muerte en niños y adultos.

  Tipos de lesiones en la espalda baja

Los síntomas varían en función de la gravedad y la localización de la lesión. Al principio, el paciente puede experimentar un shock medular, que provoca la pérdida de sensibilidad, movimiento muscular y reflejos por debajo del nivel de la lesión. El shock medular suele durar de varias horas a varias semanas. A medida que el periodo de shock disminuye, aparecen otros síntomas, dependiendo de la localización de la lesión.

Por lo general, cuanto más alto sea el nivel de la lesión en la médula espinal, más graves serán los síntomas. Por ejemplo, una lesión en C2 o C3 (la segunda y tercera vértebras de la columna vertebral), afecta a los músculos respiratorios y a la capacidad de respirar. Una lesión más baja, en las vértebras lumbares, puede afectar al control nervioso y muscular de la vejiga, el intestino y las piernas.

Directrices sobre lesiones medulares

La investigación sobre la función básica de la médula espinal estudia cómo se desarrolla la médula espinal normal, procesa la información sensorial, controla el movimiento y genera patrones rítmicos (como la marcha y la respiración). La investigación sobre los mecanismos de las lesiones se centra en lo que causa el daño inmediato y en la cascada de reacciones corporales útiles y perjudiciales que protegen o contribuyen al daño en las horas y días siguientes a una lesión medular.    Las estrategias de ingeniería neuronal también ofrecen formas de restaurar la comunicación y la independencia.

  Tipos de lesiones en la espalda baja

Una lesión de la médula espinal (LME) es un daño en el tupido haz de células y nervios que envía y recibe señales del cerebro hacia y desde el resto del cuerpo. La lesión medular puede ser causada por una lesión directa en la propia médula espinal o por un daño en el tejido y los huesos (vértebras) que rodean la médula espinal. Este daño puede provocar cambios temporales o permanentes en la sensibilidad, el movimiento, la fuerza y las funciones corporales por debajo del lugar de la lesión. Algunas lesiones que causan poca o ninguna muerte celular pueden permitir una recuperación casi completa, mientras que las que se producen más arriba en la médula espinal y son más graves pueden causar parálisis en la mayor parte del cuerpo.    Los accidentes de tráfico y las caídas catastróficas son las causas más comunes de LME en Estados Unidos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad