Tipos de lesiones musculares y sus complicaciones

Tratamiento de las distensiones musculares

Una distensión muscular es el estiramiento o desgarro de las fibras musculares. La mayoría de las distensiones musculares se producen por una de las dos razones siguientes: el músculo se ha estirado más allá de sus límites o se ha forzado a contraerse con demasiada fuerza. En los casos leves, sólo se estiran o desgarran unas pocas fibras musculares, y el músculo permanece intacto y fuerte. En los casos graves, sin embargo, el músculo distendido puede desgarrarse y ser incapaz de funcionar correctamente. Para simplificar el diagnóstico y el tratamiento, los médicos suelen clasificar las distensiones musculares en tres grados, en función de la gravedad del daño de las fibras musculares:

Casi todos los tipos de actividad deportiva conllevan cierto riesgo de distensiones musculares, pero estas lesiones suelen producirse con mayor frecuencia en los deportes de contacto, como el fútbol, y en los que requieren arranques rápidos, como el baloncesto y el tenis.

El médico querrá saber qué tipo de actividad desencadenó el dolor muscular y si hubo un estallido en el músculo en el momento de la lesión. El médico te preguntará sobre tus síntomas, especialmente sobre cualquier disminución de la fuerza muscular o cualquier dificultad para moverte.

Bultos en el músculo tras una lesión

Una distensión muscular, o tirón muscular, es una lesión de las fibras musculares (un desgarro muscular). Puedes sufrir una distensión muscular si lo estiras más allá de su rango normal de comodidad o si lo haces trabajar demasiado fuerte o rápido. Las distensiones musculares son comunes y pueden ocurrir en cualquier músculo del cuerpo.

  Prevencion de lesiones musculares en el futbol

Si oyes un chasquido cuando te haces daño, es posible que te hayas roto un ligamento o un hueso. Tendrás que ir al servicio de urgencias de tu hospital para que te atiendan. Busca ayuda médica inmediatamente si tienes síntomas de una distensión de grado tres.

Normalmente sabrás que te has lesionado un músculo después de una actividad porque sentirás dolor inmediatamente o poco después. En la mayoría de los casos, es probable que no necesites acudir a un profesional sanitario. Es posible que puedas controlar los síntomas en casa con las medidas de autoayuda descritas en la sección de autoayuda.

Pero si no estás seguro de cuál es la causa de tus síntomas, o si son muy graves o no mejoran, ponte en contacto con un fisioterapeuta o con tu médico de cabecera. Hay muchas formas de acceder a la fisioterapia: tu médico de cabecera puede remitirte a un fisioterapeuta del SNS o puedes hacerlo tú mismo.

Desgarro muscular wiki

Lesiones musculares en medicina del deporte Acceso abierto El tratamiento de los hematomas musculares Escrito por Maria Conforti Enviado: 19 de julio de 2012 Publicado: 11 de septiembre de 2013 DOI: 10.5772/56903 DESCARGA GRATUITA Compartir Citar Citar este capítulo Hay dos formas de citar este capítulo: 1. Elija el estilo de citación Seleccione el estilo

2. Epidemiología La contusión muscular es una de las causas más comunes de morbilidad por lesiones relacionadas con el deporte, junto con los esguinces y las distensiones. Los traumatismos musculares se producen principalmente en las actividades deportivas y representan entre el 15 y el 50% de las lesiones deportivas. Las lesiones musculares son las más comunes en el deporte, y las lesiones de los isquiotibiales representan el 29% de todas las lesiones en los deportistas. El estilo de juego, el arbitraje, la extensión y la intensidad de los partidos podrían influir en los cambios de la incidencia de las lesiones en los torneos de alto nivel. La aplicación estricta de las Reglas de Juego es un medio importante de prevención de lesiones (Junge y Dvorak, 2013). Se sugiere un buen entrenamiento y un buen calentamiento para reducir las lesiones musculares.

  Revista de lesiones musculares fundacion del barcelona

Cómo prevenir el desgarro muscular

Los tejidos blandos que se lesionan con más frecuencia son los músculos, los tendones y los ligamentos. Estas lesiones suelen producirse durante actividades deportivas y de ejercicio, pero a veces las simples actividades cotidianas pueden causar una lesión.

Las lesiones agudas de los tejidos blandos varían en tipo y gravedad. Cuando se produce una lesión aguda, el tratamiento inicial con el protocolo RICE suele ser muy eficaz. RICE son las siglas en inglés de Reposo, Hielo, Compresión y Elevación.

Un esguince es un estiramiento y/o desgarro de un ligamento, una fuerte banda de tejido conectivo que conecta el extremo de un hueso con otro. Los ligamentos estabilizan y sostienen las articulaciones del cuerpo. Por ejemplo, los ligamentos de la rodilla conectan el hueso del muslo (fémur) con la espinilla (tibia), lo que permite caminar.

  Revista de lesiones musculares fundacion del barcelona

Las zonas del cuerpo más vulnerables a los esguinces son los tobillos, las rodillas y las muñecas. Un esguince de tobillo puede producirse cuando el pie gira hacia dentro, ejerciendo una tensión extrema sobre los ligamentos de la parte exterior del tobillo. Un esguince de rodilla puede ser el resultado de una torsión repentina, y un esguince de muñeca puede ocurrir si se cae sobre una mano extendida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad